martes, 11 de octubre de 2016

Zaragoza 2015



4 comentarios:

  1. Compiten lo religioso y lo profano hasta tal punto que ya son indistinguibles, si es que alguna vez no lo fueron...

    ResponderEliminar
  2. En cierta manera el Pilar, la Virgen del Pilar, une ambos aspectos. No todos los que van al Pilar a ver a la Virgen son devotos de ella, sino que siguen una tradición muchas veces familiar, o administrativa ("los aragoneses".

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. El color lo puede todo, hasta hace que lo demás casi desparezca. Toda una definición de lo que son las fiestas de nuestra sociedad actual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Echo de menos días, semanas, entre las fiestas. No acaba una que ya se promociona otra. También echo de menos que tengan más sentido. Un abrazo.

      Eliminar