martes, 15 de noviembre de 2016

Paisaje (Toro)



10 comentarios:

  1. Somos mucho más enrevesados que la naturaleza.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También somos naturaleza, claro. Nuestros destinos están unidos.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Es hermoso (yo lo veo así) que los ingenieros de caminos y puertos hayan optado mayoritariamente por imitar a la naturaleza. Me gusta cuando carreteras y ríos eligen la opción suave de las curvas, en lugar de forzar trayectorias rectas.

    En la foto, además de los grises, los claros y los oscuros, se representa muy bien la imagen de las curvas suaves, en el agua y en el asfalto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente más antes que ahora los ingenieros de caminos y puertos optaban por eso, ahora, según me parece notar en las autovías, la línea recta es la que prevalece. Así nos encontramos con unos puertos de montaña largos, rectos, adecuados a los coches de hoy, porque con los de antes no subiríamos allí.

      Un abrazo, Nán

      Eliminar
  3. Meandros hacia el horizonte. Pura verticalidad esta foto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dudé entre lo vertical y lo horizontal, y ganó lo último. Desde arriba es fácil.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. La carretera como un río y el río como una autopista, como si todavía el paisaje estuviera en obras y no se hubiera decidido aún que opción tomar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las autovías nos permiten tomar las antiguar carreteras generales y las secundarias con la seguridad de que vamos a ir bastante solos. Entre Soria y Valladolid, por ejemplo.

      Un abrazo, XuanRata

      Eliminar
  5. Primero está el camino que curba y después está el río que curba. Las curbas no terminan nunca, siempre las hay por algún lado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno hecho por el hombre y el otro por la naturaleza, que durará más .

      Un abrazo

      Eliminar