jueves, 26 de enero de 2017



3 comentarios:

  1. Me resulta inquietante que en la primera mirada creyera que la parte de abjo era un reflejo en el agua de la de arriba.

    ResponderEliminar
  2. Me pasó lo mismo cuando la vi en casa. la foto es de mitad de diciembre, una corta visita a Teruel, una provincia que, supongo, tiene asimilada la idea de ser una desconocida para mucha gente. Peor para ellos, no saben lo que se pierden.
    También puede ser una prueba de lo que Bergen, creo, decía a veces: la cámara parece ser autónoma, en todos los sentidos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ese juego de espejos de la imaginación ofrece una realidad paralela a la verdad geográfica. Muy buena imagen, casi un poema.

    ResponderEliminar