jueves, 2 de febrero de 2017




14 comentarios:

  1. En esta foto permanecen las huellas de todo tipo: manos, grietas, asfalto roto y una palabra de la persona que ama.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Describes muy bien lo que se ve, Ele, y en fotografía describir, como seguramente sabes, es ver.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. "Todos somos viajeros del tiempo. La silueta de nuestras manos fue registrada hace miles de años en la profundidad de las cuevas donde vivíamos"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue casualidad, Jesús, cuando lei tu entrada creo que ya la había puesto. La foto fue hecha en Calanda tal día como mañana, recuerdo que mucha gente estaba en Madrid porque intervenían con los tambores en la gala de los Goya. Vimos también, realmente fuimos a eso con Isabel, el Museo de Buñuel, que vimos solos. Estuvo muy bien, después de ese día leí por segunda vez las memorias de Don Luis, como le llamaba la encargada. Cualquier pueblo de esos da para mucho, tú lo sabes, incluído el tuyo.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Desde la prehistoria, con sentido mágico o no, aquí estamos, dejando nuestras huellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pedro. Jesús Miramón, que tiene un blog recomendable, me habló de un documental sobre Altamira del que no recuerdo los datos. Siempre le han interesado mucho estos temas, aunque el que más le interesa es el de escribir, en cierta manera como a ti.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. He bajado como "podcast" el documental de Altamira, también uno de Thoreau (en cuestiones de andar siempre es interesante, y en otras también) y otro sobre Cunqueiro. El Camino de Santiago me puso en contacto de manera continuada con Castilla, Galicia, y con sus escritores, Torrente Ballester y Cunqueiro, sobre todo. Jiménez Lozano, Azorín.

      Internet es un gran invento.

      Un abrazo y gracias

      Eliminar
    3. He escuchado el documental sobre Altamira. Tanto los datos como, sobre todo, las reflexiones son muy interesantes, en todos los sentidos y niveles. Estuvimos en la neocueva hace unos cuatro años. Alguien comenta en el documental que hay un antes y un después en la idea del hombre sobre sí mismo después de Altamira, y esa misma reflexión la he leído en el libro sobre Chernóbil, un antes y un después. Aunque en Chernóbil dan ganas de llorar.

      Un abrazo

      Eliminar
    4. ¿A que es un documental maravilloso? El eterno presente. Me maravilló esa idea, y comprendí exactamente a qué se refería: yo mismo lo he sentido en cuevas de Cantabria y Asturias, e incluso en algunos refugios de la Sierra de Guara, aquí al lado, donde se conservan pinturas rupestres. El eterno presente. Somos un hecho continuo, como hablamos en nuestro último paseo. En ese programa de RNE hay documentales maravillosos: caminar y aprender cosas nuevas al mismo tiempo, ¿puede haber algo mejor? Bueno, vale, aparte de "eso", ¿puede haber algo mejor?

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Escribir, describir, en esta foto están las huellas de un gesto, nuestra necesidad de decir.

    ResponderEliminar
  5. Cierto, Xuan, escribir, describir.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. He seguido bajándome documentales y escuchándolos en el coche. Ha sido un gran hallazgo, muchas gracias, Jesús. Hoy estoy con Berlanga, por ejemplo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay verdaderas maravillas. Recuerdo el de Plá, el de los balleneros vascos, en fin, hay muchos, y de una calidad muy muy buena. Un abrazo.

      Eliminar