miércoles, 8 de febrero de 2017



6 comentarios:

  1. No hay clásico que la modernidad no pueda llegar a estropear.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que es sin mala intención, Alberto, la realidad supera cualquier iniciativa.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. He visto más de una barbaridad de estas. Por ahí tengo las fotos. ¡Qué poco apreciamos nuestro patrimonio cultural!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que años de falta de cultura estética mínima, pero mínima, producen estas cosas, Ele.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Qué sensibilidad la del energúmeno que construyó esa puerta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Jesús, pasamos por allí cada día durante una semana. Al final, qué remedio, te acostumbras.

      Un abrazo

      Eliminar